Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Hercólubus y Alcione

Imagen: John Martin - Sodom and Gomorrah

Querido lector tal vez te has preguntado: ¿Qué estará pasando con la humanidad? ¿Por qué habrá tanta desolación, enfermedades, asesinatos, guerras, crueldad, terremotos, tsunamis, ciclones?... y tal vez también veas el extremo contrario y te digas a ti mismo: ¿Cómo es que las escuelas relacionadas con la “Gnosis”, lo espiritual, la meditación, la religión, el yoga, etc., se han puesto de moda?

En todo esto tiene bastante que ver Hercólubus y Alcione; posiblemente tú estés muy relacionado con estos términos o tal vez no, y al leer esto te preguntes: ¿Y qué es Hercólubus? ¿Y qué es Alcione? trataremos de explicar a grandes rasgos estos dos términos, su ubicación, la relación y la influencia existente con nuestro mundo y con nosotros mismos y con todo lo que está pasando en nuestro planeta.

Sabemos que nuestro Sol no es el único en el universo, que hay 18 millones de soles en nuestra galaxia, cada uno con sus sistemas planetarios, siendo Sirio el Sol central de la Vía Láctea; y nuestra galaxia es apenas una entre los millones que pueblan el espacio infinito.

Para tratar de explicar esto empezaremos con las Pléyades. Las Pléyades es un cúmulo o grupo de 7 sistemas solares, entre ellos el nuestro; este grupo de soles giran todos alrededor de un octavo sol llamado “Alcione”, cada uno de estos soles tiene sus propios planetas; cada sistema solar tiene su propio nombre, el nuestro, se llama “Ors”.

Otro de esos siete Sistemas Solares recibe el nombre de “Tylar”, uno de sus planetas es precisamente “Hercólubus”, el cual es un planeta gigante “Unas seis veces más grande que Júpiter” (El coloso de nuestro sistema solar).

Sabemos que todo el universo está en constante movimiento, por ejemplo: nuestra Tierra en su movimiento de traslación da una vuelta alrededor de nuestro sol “Ors” en aproximadamente 365 días y, a su vez, Ors, en su movimiento de traslación, da una vuelta alrededor de “Alcione” en 25,960 años terrestres aproximadamente, y Alcione a su vez gira alrededor de Sirio el “Sol central de la Vía Láctea”, etc. De igual manera el planeta Hercólubus gira alrededor de su sol “Tylar” y Tylar a su vez gira alrededor de “Alcione”; en este recorrido de traslación es obvio que en algún momento dado Ors y Tylar tienen un mayor acercamiento desde algún ángulo de su órbita.

Al ser Hercólubus un planeta muchísimo más gigante que la Tierra, es obvio que al acercarse a nuestro Sistema Solar su magnetismo influya directamente; con respecto a nuestro planeta, diremos que afectará al fuego líquido del interior de la Tierra, originando nuevos volcanes y en general, el elemento ígneo hará que arda todo lo que es y todo lo que ha sido. Por eso fue que Pedro dijo en su Epístola segunda a los Romanos: "Los elementos, ardiendo, serán deshechos, y la Tierra, y todas las obras que en ella hay, serán quemadas".

Debido al acercamiento de Hercólubus es que últimamente los astrónomos detectan más manchas solares, algunas de ellas hacen explosiones mandando a los planetas, y por supuesto a nuestra Tierra, rayos solares con radiaciones muy altas, que no solo alteran el clima y afectan la psiquis humana, sino que están haciendo girar gradualmente los ejes de la Tierra y como consecuencia los mares cambiarán de lecho. Esto no es una profecía, ni un acontecimiento que se determine por adivinación o algo por el estilo, estamos hablando sobre leyes de mecánica celeste. Si la mecánica celeste no existiera, todo el cosmos terminaría en una catástrofe.

Es lo mismo que pasó cuando se hundió la Atlántida, es lo mismo que pasó cuando ocurrió el diluvio universal (que la mayoría lo ve como una leyenda religiosa). No, no, estimado lector, no es leyenda religiosa, en realidad son eventos reales, cíclicos, cósmicos, celestes. Así como en el continente atlante hubo una raza elegida, que sirvió de base o núcleo para la formación de esta quinta raza aria, que hoy habita perversamente sobre los cinco continentes, así también por estos tiempos se está formando un núcleo para la sexta raza.

Así como los Atlantes no creyeron jamás al Manú Vayvasvata que los tiempos del fin habían llegado, y en vísperas de la gran catástrofe se divertían, se daban en matrimonio, bebían y comían, al siguiente día eran cadáveres. Desafortunadamente esto que ahora se avecina, tampoco será creído por todos.

La Tierra en estos momentos está gimiendo, está agonizando. Todo indica desastre y a la larga terminará en un pavoroso cataclismo. Cuando miremos salir el sol, cada vez más hacia el septentrión, sabremos que el tiempo del fin está más cerca y nos llevará hacia la catástrofe. Así pues, que se sepa de una vez y para siempre, que la raza aria, que hoy perversamente puebla la superficie de la Tierra, va a perecer, va a ser destruida. De todo esto que se ve, no quedará ni la ceniza. Todo será quemado, todo será sepultado en el fondo de los mares. (Samael Aun Weor)

Aunado a todo lo aquí sintetizado, hay algo más que debemos tomar en cuenta acerca de “Alcione”, al ser el Sol central, que dirige a este grupo de Siete soles, como lo dijimos al principio, éste tiene un núcleo muy potente para atraer hacia sí mismo al grupo de soles que lo componen, ese núcleo emana cierta energía electromagnética en forma elíptica conocida como los “Anillos de Alcione” que se extienden a unos cuantos años luz, son inmensamente descomunales. Sin embargo, en un momento dado, nuestro sistema solar entrará y cruzará por los anillos de Alcione. Lo que habrá de suceder, muy pocos lo sospechan. Si la Tierra entra primero, está dicho por Paúl Otto Hess, parecería todo como un gran incendio, como un verdadero fuego pictórico de luces.

Más si fuese el Sol el primero en entrar, de acuerdo con los cálculos que se han hecho; tal radiación interferiría con los rayos solares y por este motivo habría una oscuridad que duraría 110 horas, después de lo cual todo se normalizaría y, a diferencia de la primera, en que todo parecería un gran incendio, en este segundo caso las tinieblas envolverían a la Tierra. Pero realmente no habrían tinieblas, porque todo estaría salpicado de luces; para darles una idea, sería como una lluvia de estrellas sobre la faz de la Tierra. Después, todo volvería a normalizarse, De todas maneras, ya nuestra Tierra, metida dentro de los anillos de Alcione, estará sometida a una vibración muy especial.

Esta vibración hará que la humanidad se incline mayormente hacia lo negativo o hacia lo positivo, dicho de otra manera esto quiere decir: aquel que es malvado se está volviendo peor, aquel que es místico, se volverá más espiritual, he ahí por qué vemos la violencia en extremo y las escuelas espirituales como de moda.

Enviado por: Nelly López Villa. Hermosillo, Sonora

Imagen: John Martin - Sodom and Gomorrah

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09
Suscribirme